Make your own free website on Tripod.com

Una Carta de Amor....(Parte I )

Disclaimers: Los personajes de Xena y Gabrielle pertenecen a Renaissance Pictures/MCA Universal, solo los he tomado prestado, esta historia tiene el fin de entretener y no pretende infringir ningún derecho de autor

La misma contiene escenas de amor entre dos mujeres, quedas avisado.

Tus comentarios serán bien recibidos mabel34@hotmail.com

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Llego la hora de mi partida, lamento tanto tener que alejarme pero esa mirada, esa profunda transparencia de unos ojos que no mienten, hacen que cuando por fin quedo dormida sueñe contigo, y al despertar, de nuevo, pienso en ti.

Te quiero amiga mía, con todo mi ser, y me es ya imposible estar a tu lado y no poder decirte todo lo que mi corazón siente por ti.

Sufro porque se que nunca serás mía, sufro porque nunca te podré decir te amo, porque se que perdería tu amistad, y porque tengo miedo, mi ser se llena de tanta emoción cuando estoy cerca de ti, que no se si podré contenerme mas tiempo de tomarte entre mis manos y besarte lentamente.

Hay tantos conflictos dentro de mi, luche con todas mis fuerzas contra este sentimiento, pero me venció y se que siempre me vencerá.

Te quiero porque se que vayas donde vayas siempre me llevaste contigo, siempre te preocupaste por mi bienestar, pero eso ya es poco para mi necesito mas de ti, pero se que nunca podrás darmelo, necesito escuchar de tus labios te amo, se que mi corazón late sin cesar, pero depues vuelvo a la realidad y la tristeza inunda cada uno de mis silencios.

Mis músculos se tensan, mis ojos se iluminan cuando estas cerca de mi.

Mi alma quiere morir por no estar inundada por ti, la obscuridad cubre mi luz, se que son muchas las cosas que me haces sentir, pero debo marchar, ahora se que estar cerca de ti me hace sufrir, despierto ahogada en llanto, debo buscar la felicidad en otro lugar, aunque no se si la conseguiré, porque después de saber lo que es amar, creo que me será imposible que otra persona pueda llenar el espacio que dejas en mi.

Lamento no poder mirarte a los ojos y decirte porque me marcho, no tengo la fuerzas necesarias para hablarte, Y SI, SOY COBARDE.

Necesito que sepas comprender mi decisión, y sepas perdonarme, se que me consideras tu amiga, tu hermana menor, pero ya no es suficiente para mi.

No me busques, porque las dos nos haríamos daño.

Recuerdame como tu compañera de aventuras.

Pero quiero que sepas que yo siempre te tendré en mi corazón como mi amor.

Adiós Xena, mi Princesa guerrera, todo lo que me diste y me enseñaste siempre estará dentro de mi....

Gabrielle

En esta historia paso lo siguiente, cuando Xena sacaba la montura de Argos, cayo de entre las cosas de Gabrielle un rollo atado muy perfectamente con una cinta roja, al verlo la guerrera lo tomo y lo estaba por guardar, pero al darse cuenta que la rubia fue a tomar un baño, la curiosidad en ella se despertó y sus manos no tenían voluntad propia, cuando menos se lo penso ya estaba abriendo el rollo.

Leyó muy pausadamente cada unas de las palabras escritas, sus ojos se iluminaron, pero también se lleno de tristeza por darse cuenta como sufría el bardo.

Al regresar Gabrielle con las ropas en sus manos y su cuerpo envuelto en un lienzo, era una pintura dichosa para cualquier mirada, el bardo noto que en las manos de la guerrera estaba su tan preciada carta, no sabia que decir, imposible de evaluar ese momento en su mente, su rostro se lleno de lagrimas.

¡No! por favor no llores......debí saber lo que escondían esos ojos, debí comprender, porque yo como tu, ya me estaba dando por vencida, creí que nunca podría decirte, te quiero, te amo como a nadie en el mundo, tu eres mi luz, mi alegría, tu llenas mi vida.

Pero...yo...pense que solamente me considerabas tu amiga....

No...Gabrielle...desde el primer día que llegaste a mi vida sabia que eras alguien especial, tu manera de ser, tu voz, tus movimientos. El vacío que había en mi alma lo llenaste tu, hiciste que la obscuridad se convirtiera en luz, pude aprender tantas cosas de ti, tu ternura, la ausencia de venganza en tu corazón, la comprensión de tu espíritu, lo maravilloso de tu ser ¡Fuera de lo común!....¡Pero por sobre todas las cosas, te amo, y siempre te amare!

Xena se acerco muy lentamente hasta Gabrielle, tomo entre sus manos el rostro del bardo, sus labios se unieron, sabían a miel, se miraron nuevamente pero esta vez había destellos de lujuria en ambas.

¡Primero, lo primero!..... ¿Me ibas a dejar, sin decir nada?

¡Xena! ...Lo siento...pense que solamente.....

¡Shhh! Calla amor mío, ahora sabes como siento, y nunca, pero nunca pienses que te dejare marchar, porque se que sin ti moriría.

La guerrera tomo el lienzo que cubría el cuerpo de el bardo y lo dejo caer..¡No dejo de asombrarme de tu belleza, eres perfecta, quiero que seas mía!!....

¡Si!.....Por favor...muéstra cuanto me amas...¡Te necesito ahora!..

Las dos están tendidas sobre el suave pasto, las manos inexpertas de Gabrielle tratan de sacar las ropas de Xena, ahora sus cuerpos desnudos están uno contra el otro, sus respiración aumenta, pueden sentir sus latidos saliendo de sus pechos. La boca de la guerrera toma con delicadeza el pezón de la rubia, su lengua hace círculos, estos movimientos la hacen gemir, la morocha adora escuchar las respuestas a tales caricias.

¿Te gusta, no te arrepientes Gabrielle?

¡Si......... me arrepiento!

¿De que?

De no haber escrito mucho antes esa carta, si sabia que esto iba a pasar.....

¡Ohh! Por todos los dioses, ya me había asustado....

¡¡Xena!!

¡Si! Mi dulce bardo...

¡Amame!..

¡Lo que tu digas!.....MMMM.........

FIN.

© 1999 de Mabel

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------